La historia sin fin de la crisis sobreoferta-baja demanda naviera

18 enero, 2016 - 4 minutes read

Ritmo de crecimiento de oferta disminuirá, estrechando la brecha

Por cuarto año consecutivo, el ritmo de crecimiento de contenedores sobrepasó la capacidad portuaria de procesamiento de volumen de carga, aproximándose a una capacidad total cercana a los 20 millones de TEUs, según señala la más reciente versión del informe Container Insight Weekly de la consultora marítima Drewry.

A finales de 2015, la flota mundial de portacontenedores era cercana a 5.200 naves con una capacidad total de 19,8 millones de TEUs. Sin embargo, un par de millones de TEUs se podrán sumar al agregar al cálculo los slots de contenedores en embarcaciones de carga general.

Desde comienzos de siglo, la flota de contenedores ha cuadruplicado su capacidad en TEUs y sobrepasará los 20 millones en cualquier momento dentro de los próximos meses.

El año pasado se vio el influjo de capacidad más grande, al crecer la flota mundial en cerca de 1.55 millones de TEUs, eclipsando los 1.35 millones de TEUs agregados en 2006, cifra casi igualada durante los dos años siguientes. Además, la desaceleración del ritmo de desguace de naves más antiguas, pasó de 380 mil TEUs en 2014 a solo 150 mil en 2015, también marcando un nuevo récord. La combinación de ambos factores incide en el crecimiento de la flota de contenedores, marcando un incremento del 8,5% en 2015, el más alto desde 2010.

El informe de Drewry recalca que las navieras se ven enfrentadas a una tarea virtualmente imposible de igualar la oferta con la demanda, pues predecir esta última al hacer pedidos de nuevas naves por adelantado está lejos de ser una ciencia exacta, por lo que la creciente brecha entre la expansión de la oferta y el bajo aumento de la demanda es, por lejos, la responsable de las pobres ganancias de la industria en los últimos años. El reporte indica que si desde 2008 se hubieran estimado acertadamente los ritmos de crecimiento de la demanda para proyectar la oferta, la flota de contenedores a fines del 2015 habría sido 1,3 millones de TEUs menor.

Desde el año 2000, el tamaño de las naves ha ido en aumento, con barcos sobre los 10 mil TEUs representando cerca del 22% del total de la flota mundial. Drewry indica que esta tendencia continuará en los próximos años, ya que el 75% de los libros de órdenes están compuestos por embarcaciones de esta envergadura.

A pesar de que nuevas órdenes en los astilleros han disminuido -quizás porque las navieras se han percatado que deben frenar el aumento de la flota- y, a la vez, muchos armadores están prefiriendo congelar sus órdenes pendientes, se prevé que las entregas programadas inflarán la flota mundial en un 5%-6% en los próximos años.

La consultora destaca que el crecimiento de la brecha entre la oferta y la demanda se estrechará en los años que vienen, pero la sobreoferta acumulada de los años anteriores continuará presentando dificultades para la industria y será necesario desarrollar una estrategia para restaurar el equilibrio.

Fuente: MundoMarítimo