Recientes anuncios por algunas navieras han dado a conocer la aplicación del modelo “Slow Steaming” o “Reducción de Velocidad” o “Navegación Lenta” en el transporte de mercaderías. Esto refiere a la práctica de operar naves, especialmente portacontenedores, a una velocidad inferior a la velocidad máxima e incuso menor a su velocidad óptima de diseño. 

Leer noticia completa aquí

 

Fuente: Portal Frutícola